El brasileño Rodrigo Bronzatti, el primer gran fichaje de los Faisanes FC / Nacerían los Mayas de Hunucmá en pocos días, quinto equipo de Yucatán en la Tercera División Nacional / “La llegada de Neri Cardozo es lujo para Venados y la Liga, nos va ayudar”, dice Carlos Gutiérrez / Cancelan la Copa Cummins de Veleros Hobie Cat 16, la siguiente edición será hasta el año que viene / Dan impulso a la inclusión de los deportistas paralímpicos en Yucatán, asegura la atleta Vianney Trejo /

"El karate dentro de nuestra vida cotidiana": Sensei Andrés Quintal Castillo

2020-05-27

Mérida.- Cuando un alumno entra a mi dojo la primera pregunta que le hago es por qué quiere aprender karate, y lo que la mayoría responde es lo normal: "para aprender a defenderme".

Y yo les digo que para eso no necesita una escuela de karate, con que se pelee diario aprenderá a defenderse.

Después de un año les vuelvo a preguntar porque están en karate y la respuesta es: "por el ejercicio y para competir".

Después de unos años les vuelvo a preguntar, y la respuesta es: "quiero aprender a pelear para no pelear". Entonces les digo: “Ya sabes karate”.

El karate que me enseñó mi Shijan Koichi Choda es ese, el del esclarecimiento de la mente y el sentimiento, pues muchas veces hay que "aprender a ganar, perdiendo" y el ego a veces nos impide ver que ganamos más evitando una guerra que enfrentándola.

Karate marcial es el entendimiento de las técnicas, como su nombre lo dice, como arte marcial, arte!! Esa palabra tan profunda que pocos entienden. La perfección de tener control total de nuestro cuerpo y nuestra mente.

Ser más sabios al tomar decisiones, aprender a no tomarlas molestos, aprender a callar cuando debemos y el enfrentamiento físico como última instancia, pues más fuerte es el que gana con la mente que con los músculos. Esto es lo que se enseña en la sabiduría japonesa, es importante no convertirnos en contadores de karate "ichi, ni, san, shi" y se acabó la clase.

Hay que aprender a explicar el objetivo de cada clase y al final preguntar si se obtuvo. No hacer un revoltijo sin pies y cabeza. Ahora los muchachos no comprenden el porqué de tantas repeticiones, porque nadie se los explica y terminan por desertar por aburrimiento, pues no sienten que avanzan, pero nadie les explica que la patada de ayer no es la misma que la de hoy, pues su esencia y enfoque cada día será mejor.

Aprendamos como instructores que *si me atrevo a enseñar es porque nunca voy a dejar de aprender* Los errores de un alumno son las consecuencias de las decisiones de un mal maestro.

Ahora los alumnos se cambian de dojo como si fuese comer tacos de un puesto a otro, hay que enseñarles que cuando escoges un dojo debes ser fiel, leal y agradecido con tu sensei, pues te adopta como hijo y tú lo debes adoptar como segundo padre, y le debes lo mucho o poco que te enseñe.

La competencia ha logrado esto, romper el vínculo emocional entre un alumno y su dojo, pues cuando empiezan a perder el maestro ya no sirve y se cambian de dojo, y entre maestros el pirateo es primero que la cordialidad y respeto a tu igual. Esto ha hecho la competencia, las universidades, los institutos, las federaciones, ya no les interesa la superación del ser humano, sólo les interesa la medalla, aunque ese ser humano luego lo desechen como basura.

¡Tu dojo y tu sensei nunca te desecharán! Piénsenlo jóvenes.

No digo que dejen de competir, pues es parte o ya lo hicimos parte de este arte (otros le llaman deporte) pero que no sea la prioridad.

Rescatemos el karate marcial!!!! Osss.- (Publicado en Facebook en la siguiente liga: https://www.facebook.com/andres.quintalcastillo/posts/2939189939462488)

Esteban Cruz Obando is on Mixlr

Podio Deportes
podiodeportes.com.mx